Pregunta 52: ¿Qué esperanza tenemos en la vida eterna?

«Nos recuerda que este mundo caído no es todo lo que hay; pronto viviremos con Dios y lo disfrutaremos por siempre en la nueva ciudad, en el nuevo cielo y la nueva tierra, donde seremos completamente libres de todo pecado, y habitaremos cuerpos resucitados y renovados en una creación renovada y restaurada.»

DICIEMBRE 28

Al llegar al final del año se nos hace más evidente que nada en esta vida permanece, que por muy alto que podamos llegar, la muerte parece tener la palabra final. ¿Tiene sentido lo que hacemos? ¿Hay algún valor en nuestra existencia? El creyente, muy a pesar de la transitoriedad de esta vida, dice ¡sí! Un día este mundo será renovado por el poder divino y nuestras obras tendrán su recompensa. Esta vida no es todo lo que hay. Nuestras obras serán pesadas y recibirán sus dividendos. Por lo tanto, hermano, te animo a esforzarte en Jesucristo. No te canses de hacer el bien porque a su tiempo recibirás tu recompensa.

Esta es la última reflexión del año. Quiero agradeceros por acompañar el catecismo todo este tiempo. Estoy agradecido al Padre por el privilegio de servir-Le. Espero que haya sido de edificación para vuestras vidas. Os animo a establecer nuevos desafíos en el conocimiento de las Escrituras en el año que comienza. Que el Padre os bendiga con la gracia de Jesucristo, en abundante conocimiento de su Palabra y luz de su Espíritu.

¡Sólo a Dios sea toda la gloria!

Leer: Gálatas 6:9; 1 Corintios 15:58

Audio Pregunta 52.5

Pregunta 51: ¿Qué ventaja nos da la ascensión de Cristo?

«Cristo ascendió físicamente a favor nuestro, así como vino a la Tierra físicamente a favor nuestro, y ahora está abogando por nosotros en la presencia de su Padre, preparando un lugar para nosotros, y también nos envía a su Espíritu»

DICIEMBRE 19

Jesucristo a la diestra del Padre otorga el Espíritu Santo a todos aquellos que son suyos. El Espíritu en nosotros es la única explicación para nuestra perseverancia en la fe hasta el final. Él es quien nos convence de pecado, preserva la fe en nuestros corazones y nos enseña a amar con el amor de Cristo. Puede que tengamos muchos desafíos en este día. Sufrimientos que soportar. Gentes difíciles a las que amar. Tentaciones que enfrentar. ¿Cómo podremos vencer? ¡Por la obra del Espíritu en nuestros corazones! Hermano, cuando el desaliento quiera tomar tu corazón recuerda que Dios te ha provisto de Su Espíritu por los méritos de Jesucristo. Él es suficiente.

Leer: Juan 14:15-20.

Audio Pregunta 51.4

Pregunta 51: ¿Qué ventaja nos da la ascensión de Cristo?

«Cristo ascendió físicamente a favor nuestro, así como vino a la Tierra físicamente a favor nuestro, y ahora está abogando por nosotros en la presencia de su Padre, preparando un lugar para nosotros, y también nos envía a su Espíritu»

DICIEMBRE 18

Jesucristo está preparando un lugar para cada uno de los suyos en las moradas eternas. Esto significa que ninguno de los suyos se perderá. Creemos en la perseverancia final de los santos. La obra de Jesucristo, y su presencia a la diestra del Padre, es la firme garantía de que cada uno de los suyos permanecerá en la senda de la fe hasta el final. Esta gloriosa verdad bíblica, lejos de abrir las puertas al pecado (como algunos piensan), impulsa a los creyentes a responder en amor y santidad. Hermano, no te desalientes en la lucha diaria. Recuerda que Jesucristo te está preparando una morada.

Leer: Juan 14:1-3; 10:27-30; Filipenses 1:6; Romanos 8:31-32.

Audio Pregunta 51.3

Hoy estaremos meditando en Hebreos 10:11-14:

«Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados;

pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, 

de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies;

porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.»

Pregunta 49: ¿Dónde está Cristo ahora?

«Cristo resucitó corporalmente al tercer día de Su muerte y está sentado a la diestra del Padre, gobernando Su Reino e intercediendo por nosotros, hasta que regrese a juzgar y renovar a todo el mundo.»

DICIEMBRE 7

Al meditar en la ascensión de Jesucristo, oremos:

1. Agradecidos por su intercesión por nuestras vidas.

2. Rogando confianza en su gobierno y provisión.

3. Rogando vigor para hacer la tarea que ahora nos corresponde.

4. Pidiendo fe y obediencia para no temer al juicio venidero.

5. Agradecidos por la certeza de los nuevos Cielos y la nueva Tierra.

Pregunta 49: ¿Dónde está Cristo ahora?

«Cristo resucitó corporalmente al tercer día de Su muerte y está sentado a la diestra del Padre, gobernando Su Reino e intercediendo por nosotros, hasta que regrese a juzgar y renovar a todo el mundo.»

DICIEMBRE 5

Jesucristo regresará físicamente -en el espacio y el tiempo – para juzgar a todo hombre. Esta verdad nos enseña que lo que hacemos tiene significado, valor… y que un día Dios establecerá justicia en este mundo caído. Él derramará el peso de su justa ira sobre el impío, a la vez que redimirá a su pueblo. La buena noticia es que el Juez es Aquel que murió y resucitó por nuestros pecados. De este modo, podemos descansar en Él para nuestro perdón y absolución. Debemos saber que sólo hay dos lugares en los que la justicia de Dios puede ser satisfecha: (i) en Jesucristo, quien murió por nuestros pecados; (ii) o en la persona del pecador, que recibirá sobre sí el peso de Su ira.

Leer: Hechos 17:30-31; Mateo 25:31-46.

Audio Pregunta 49.4